Los bautismos de mar y los viajes al fondo submarino se ponen de moda

La Societat d’Exploracions Submarines (SES) realiza visitas a un mercante hundido como biotopo marino en sus cursos de buceo. Sin duda, se trata de una de las propuestas más innovadoras del centro, que sigue ganado adeptos año a año.

¡No lo dudes, coje tu cámara acuática y a gozar!

Una forma diferente para conocer el hábitat marino y restos de barcos hundidos

El mercante Dragonera, en cuyo interior vive ahora todo tipo de fauna marina, fue sumergido a propósito con el objetivo de que quedara integrado al recorrido submarino que organiza este club.

La  SES, Societat d’Exploracions Submarines de Tarragona, lleva más de 50 años realizando los cursos de buceo, y vive ahora uno de sus mejores momentos, pues aumenta el número de  interesados  que utilizan sus instalaciones para conocer el mundo submarino. Los cursos que ofrece el centro tienen una duración de una semana (más o menos), y se dividen en tres partes.

Por: dMap Travel Guide

La primera toma de contacto se realiza en el aula didáctica, donde se imparten las clases teóricas de los diferentes cursos de buceo y sus especialidades. Tras superar el examen correspondiente,  las prácticas se inician en una piscina, para familiarizarse con el equipo de submarinismo y todos los instrumentos necesarios para la inmersión. Finalmente, las últimas dos sesiones prácticas tienen lugar en el Parque Subacuático de la escollera del Port de Tarragona, situado en el Paseo del Faro. Los alumnos realizan distintas inmersiones en una zona acotada de unas dos hectáreas aproximadamente.

Un parque con historia

El parque subacuático en cuestión fue inaugurado en 1995 y desde entonces ha recibido constantemente la visita de los alumnos de  estos cursillos. En el fondo marino se encuentra sumergido el barco mercante, el Dragonera, que fue hundido como biotopo para regenerar la fauna y flora de la costa tarraconense.

Este mercante tiene 65 metros de eslora por 16 metros de manga y, situado a unos 200 metros de la costa, se ha convertido en uno de los mayores atractivos de este curso de iniciación al submarinismo.El interior del mercante puede ser visitado por los alumnos y en el observarán la fauna marina que con el paso del tiempo se ha ido estableciendo en esta zona.

El Dragonera fue hundido en aguas del parque en 1994 y desde entonces se ha convertido en la gran estrella de estos peseos submarinos. El barco fue habilitado para que pudiera ser visitado por los submarinistas. Se retiraron las puertas y todos aquellos elementos que pudieran suponer algún riesgo para los intrépidos  visitantes . Hay más Las alumnos de estos cursos también tendrán la oportunidad de observar otras embarcaciones hundidas como las llamadas barcas de la luz, anclas, un pesquero y otras estructuras sumergidas que ejercen de hábitat marino para las especies de la zona.

Además de constituir una experiencia diferente, al finalizar estos cursillos, los alumnos que hallan superado todas las pruebas obtendrán un título que les permitirá realizar más inmersiones. La SES además de estos cursos ofrece los llamados bautismos submarinos. Esta práctica constituye la primera experiencia y contacto con el fondo submarino para todas aquellas personas que todavía no han realizado ninguna actividad de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *