Arquitectos de Dubai midiendo distancias para un hotel submarino de 400 millones

Mallorca es el lugar escogido por un grupo empresarial de los Emiratos Árabes para edificar un hotel submarino como el que se está construyendo en estos momentos en Dubai.

Se trata de un proyecto que oscilaría entre los 400 y los 500 millones de euros. Contaría con medio millar de habitaciones y estaría edificado a una profundidad media de 20 metros. En el centro albergaría un lago artificial y estaría a unos 300 metros de la costa. Un túnel conectaría la primera línea de litoral con el hall del complejo. Además, para mitigar el impacto medioambiental sobre el fondo marino prevén la creación de varios arrecifes artificiales.

Los arquitectos han estado midiendo distancias los últimos meses

Los inversores ya tienen escogido las coordenadas exactas donde ubicarlo: en plena bahía de Palma. Más concretamente frente al Palacio de Congresos que diseñará el arquitecto navarro Patxi Mangado. El hotel no es de momento más que un proyecto.

Pero sus responsables llevan ya un tiempo trabajando en el terreno: midiendo distancias, tomando notas y lo más importante, gestionando el asunto con la administración autonómica y estatal para conseguir llevarlo a la práctica y situar a la capital balear entre su lista de destinos exóticos y exclusivos.

Hasta la fecha no han tenido mucho éxito en su tentativa. La Autoridad Portuaria de Baleares no ha autorizado -por ahora- a este grupo el proyecto de establecimiento hotelero. Y Costas aún debe emitir su veredicto. Fuentes involucradas en la operación han anunciado a este diario que su grupo tiene pensado construir dos hoteles submarinos en toda Europa. Su primera opción es Mallorca.

mididendo distancias submarina

Si no lo consiguen, buscarán otros enclaves en la costa española. Aunque de entrada suene a ciencia ficción, este proyecto tiene ya antecedentes. Como el proyecto bautizado Hydropolis, en aguas de Dubai.

El arquitecto alemán Joachim Hauser está construyendo en la capital de Emiratos el primer hotel submarino de lujo del mundo, un proyecto de más de 480 millones de euros que empezará a ser una realidad a fines de 2006 y cuya inauguración se prevé en tres años. Su desarrollo, además de por el arquitecto teutón, está avalado por la firma alemana de ingeniería IBC, filial de Siemens, que participa directamente en la obra.

Arquitectura y Turismo

Tras un largo proceso de selección, Hauser e IBC han sido elegidos por la estatal Dubai Development and Investment Authority como adjudicatarios de las obras. El arquitecto ya expresó recientemente cuál es su filosofía sobre el complejo: «no será sólo un importante reclamo turístico sino también un nuevo referente arquitectónico, un hito en la historia de la arquitectura moderna».

Una idea recurrente en la planificación de muchas ciudades del siglo XXI. El hotel subacuático de Dubai representa todo un reto y un hito para ingenieros y arquitectos. Hydropolis -algo así se diseñaría en Palma- tendrá una superficie total de 105.000 metros cuadrados y contará con 200 suites de lujo, restaurantes, salas de fiestas, balnearios e instalaciones de biología marina. También estará situado a 20 metros bajo el nivel del mar y a 300 metros de la costa, con la que estará conectada mediante un pequeño tren, si bien contará con una gran cúpula que será visible desde la superficie.

La empresa que quiere trasladar el hotel de Dubai a la bahía palmesana ya ha acometido varios proyectos más en territorio árabe. Y quiere pegar el salto a Europa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *