Los mil cuidados del área de prácticas: aspiradoras de agua

aspiradoras de agua

El mantenimiento de las piscinas debe ser continuo para evitar infecciones y el deterioro de las instalaciones

El cuidado de la piscina es esencial para garantizar un baño sano y saludable

El mantenimiento es imprescindible para conseguir las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas, siempre teniendo en cuenta que las altas temperaturas son el principal ingrediente para la proliferación de gérmenes y bacterias. Existen tres pautas esenciales a tener en cuenta: la pureza del agua, la limpieza de las paredes y fondos y el control de la acidez.

El agua se contamina con los microorganismos que hay en el medio ambiente y los que introducen los propios bañistas, además el aire y la lluvia introducen en el agua cantidad de sustancias que lo enturbian con lo que es necesario tomar medidas, básicamente se trata de desinfectarlos mediante procedimientos químicos (como el añadido de cloro, alguicidas o el controlador del PH, de la acidez del agua).

Además del procedimiento químico existe la posibilidad de purificar el agua mediante un procedimiento mecánico, la instalación de un sistema de filtración que sirve para eliminar hasta el 90% de los elementos contaminantes y mantener el agua en perfectas condiciones. La depuración debe aplicarse una media de tres a seis horas, en función del tamaño del vaso de baño. La depuración perfecta es la combinación de ambos procedimientos.

aspiradoras de agua

 

El nivel de cloro debe situarse entre 0,4 y 1,2 miligramos por litro, aunque la cantidad a a añadir dependerá de la temperatura del agua, de la extensión de la piscina y de la presencia de rayos solares que contribuyen a su evaporación. Un nivel escaso de cloro contribuye a la proliferación de bacterias pero un exceso puede causar problemas oculares o quemaduras cutáneas. Para lograr el nivel idóneo es necesario consultar con el fabricante la cantidad recomendada y comprobar el nivel de cloro varias veces al día. En cuanto a la acidez, el agua idónea para el baño debe mantener un ph de entre 7 y 7,6, pues si el agua se hace muy ácida podría corroer los elementos metálicos. Esas cantidades aseguran la acción del cloro y evitan la corrosión. El exceso o defecto afecta a las mucosas.

Limpieza de los fondos con aspiradoras de agua

La limpieza de las piscinas obliga al mantenimiento en condiciones tanto de los fondos como de las paredes. Cuando la piscina está llena, será necesario realizar la limpieza con unos cepillos de barrido especial para piscinas que es una especie de aspiradora especial para agua que retira los elementos adheridos a los muros. El mantenimiento del vaso de baño es especialmente importante durante la época invernal cuando es necesario realizar una revisión a fondo de la piscina para comprobar, y solventar si es necesario, la presencia de fisuras. Para un correcto mantenimiento, será necesario recubrir la piscina con una lona o manta especial para evitar que entre la luz y otros productos contaminantes.