Destinos próximos y, a ser posible, calurosos para Nochevieja

Cada vez más, las fechas navideñas se están convirtiendo en la tercera temporada turística, después de verano y Semana Santa.

Y, aunque la mayor parte de reservas son para las fechas posteriores a la Navidad, cada vez más crece la cifra de gente que «evita» las copiosas comidas en familia.

«Son fechas excesivamente nostálgicas, que mucha gente prefiere pasar lejos de casa», asegura el presidente de la Associació Catalana d’Agències de Viatges, Francesc Carnedero. Comerse las uvas en Nueva York o bajo las luces de la Torre Eiffel son algunos de los viajes clásicos para la Nochevieja. Sin embargo, este 2008 el bolsillo se ha adaptado a la situación económica del momento.

Las islas Canarias son el destino más solicitado para la noche de Fin de Año.

Mayoritariamente los tarraconenses continuarán viajando. Aunque los desplazamientos internacionales se convertirán en viajes de proximidad, a Catalunya y al resto del Estado. En esta ocasión los destinos de montaña y esquí serán los grandes beneficiados, seguidos por las tradicionales islas, así como las escapadas urbanas a Madrid o Sevilla, entre otros.

Desde la agencia Viatges Iberia, de Reus, se asegura que las islas Canarias o el Caribe son dos de las destinaciones más solicitadas. «La gente quiere calor, más que un fin de año en Nueva York. Sin embargo, la nieve no deja de estar presente», dice Imma Dalmau.

Por el contrario, Laia Ros, de la agencia de viajes de El Corte Inglés, considera que «coincidiendo con la época de compras la gente vuelve a pedirnos Nueva York, además de los habituales cruceros, unos días en EuroDisney… Se mantienen también los habituales destinos de nieve».  Unos viajes que por unos días dejan los amigos «aparcados» y, mayoritariamente, se realizan con toda la familia al completo.

Por: Jose Luis Cernadas Iglesias

 

Desde la Associació se prevé un descenso de un ocho por ciento en las reservas para las fiestas de Navidad. Esta caída se ha notado más en las fiestas de Navidad, ya que por hábitos sociales son unas fechas para pasar en familia y, con la situación económica actual, más todavía.

Pese a que el descenso afecta a todos los destinos, en general se están realizando menos viajes internacionales y la mayoría de los desplazamientos son de proximidad. «Renunciar a viajar es una cuestión difícil. No se trata de un lujo, sino de una necesidad que, cada vez más, forma parte de la cesta de la compra», explica Francesc Carnedero.

El descenso de reservas para las fiestas navideñas este año es de un 8 por ciento respecto a 2013.

No obstante, los precios de estas fechas siempre son superiores, y mucha gente se echa atrás. «Tenerife es el viaje estrella. Aunque los precios son algo superiores», dice Bianca Gómez, de Viatges Mestres.

Y es que, además del coste del hotel y los billetes, los viajeros de  Fin de Año generalmente pagan un suplemento obligatorio correspondiente a la cena del día 31. Gómez explica que, en función del hotel, el suplemento puede ser de 90 hasta 150 euros. «La gente no se queja, ya que es lo que están buscando para la noche de Fin de Año», dice Bianca Gómez. El capricho de tu vida

La llegada del Año Nuevo está identificada con la música de valses, polka y marchas del tradicional concierto de Año Nuevo.

Las entradas para el concierto están agotadas desde hace meses, pero la empresa Música Juntos, especializada en viajes con motivaciones musicales, dispone todavía de 2 butacas, entre las mejores del teatro, que están a la venta al precio de 3.800 euros cada una.

Una ocasión excepcional para un momento único de la vida.

Caída de un diez por ciento

Las Agencias de la Associació Catalana d’Agències de Viatges esperan cerrar 2008 con un descenso en las ventas del 10%. Estas cifras finales de año se han visto influidas por un lado por la crisis económica, que se ha notado especialmente después del verano, pero también por el calendario difícil a nivel de festivos y puentes que han reducido las opciones de escapadas, así como por el descenso de la rentabilidad en algunas de las actividades propias de la agencia.

Viaje a la tierra de Papá Noel

En 2007 Laponia fue una de las destinaciones más solicitadas durante estas fechas. La posibilidad de conocer la tierra de Papá Noel en un viaje organizado especialmente para los niños es uno de los grandes atractivos de la propuesta. Sin embargo, se trata de un viaje nada económico que, en tiempos de crisis, prácticamente ha quedado en el olvido. Los precios para una semana en la península escandinava son a partir de 1.700 euros por persona.

Por: Swedish National Heritage Board

 

Cada país, una fiesta distina

Viajar es la mejor forma de conocer cómo entran en el Nuevo Año los distintos países. Los vietnamitas preparan a conciencia la llegada del nuevo año: limpian su casa de arriba abajo, sacan brillo a la cubertería de plata y saldan todas sus deudas. Por otro lado, romper la vajilla no está mal visto en Dinamarca, por lo menos el día de Año Nuevo... Los daneses demuestran a sus seres queridos cuánto les aprecian.

Y lo hacen lanzando ante sus casas los platos viejos.

Destino: Londres

Después del dólar, ahora le toca a la libra esterlina. El presidente de la Associació Catalana d’Agències de Viatges, Francesc Carnedero, asegura que en las últimas semanas se han incrementado, de nuevo, las reservas para viajar a Londres. El cambio en la moneda podría estar detrás de la nueva ‘moda’.

Además de la posibilidad de contratar un viaje relativamente económico gracias a las compañías aéreas de bajo coste.  «A día de hoy el precio de la libra esterlina y el euro es muy similar, de forma que el nivel de vida se está equilibrando», dice el representante de las agencias de viajes. No obstante, Nueva York aún se mantiene en el orden del día. 10 euros es el suplemento que añaden algunos hoteles para la cena de Nochevieja. El precio incluye la comida, además del cotillón y la barra libre.

Concierto de Fin de Año

Una forma de despedir el año con buenos acordes es asistir, el día 31, al concierto de Fin de Año en la sala dorada de Musikverein. Al son de valses y polkas, la prestigiosa Orquesta Filarmónica de Viena, con George Prète como director, hará las delicias de los amantes de la música. Algunas agencias de viajes ofrecen una escapada de cuatro o más noches a la ciudad que, además del concierto, incluye visitas a la Viena imperial y navideña, una excursión al Castillo de Mayerling, en Baden, y un interesante itinerario tras los pasos de los músicos que habitaron la ciudad.

El precio es a partir de 2.690 euros por persona en hoteles de cuatro estrellas y de 3.100 euros para alojamientos de cinco estrellas.

Desmadre y casinos

Si lo que quieres son ganas de juerga, el destino de Fin de Año es la ciudad del juego y las luces de neón. Los casinos son una parada obligada, aunque sólo sea para jugar a las tragaperras. En el boulevard ‘The Strip’ están los más famosos.

Allí el visitante se topa con una gigantesca pirámide de cristal, la estatua de la libertad y un volcán gigante que arroja bolas de fuego.  Pero además del juego, hay decenas de espectáculos por los que merece la pena ir.

Uno de ellos es ‘Love’, del Cirque du Soleil. O la función navideña del teatro Wayne Newton, en el casino Harrah’s.

Rural y urbana

Hay dos formas de saborear Ibiza en Navidad: a fuego lento o a todo trapo. Si le atrae la primera opción puede pasearse por el casco histórico de la isla, Dalt Vila, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, visitar la Reserva Natural de Ses Salines, con más de 200 especies de aves, y acercarse al yacimiento fenicio de Sa Caleta y a la necrópolis púnica del Puig des Molins. Y, por supuesto, visitar los numerosos pueblos mágicos que salpican la isla, como San Mateo, Santa Inés, San Miquel, Santa Gertrudis, San Carlos, Santa Eulalia, San Rafael, San José o Portinatx, entre otros destinos de interés.

Ibiza cuenta con numerosos alojamientos rurales donde podrá disfrutarse del invierno ibicenco en contacto con la naturaleza.  Por otro lado, la Ibiza más noctámbula y fiestera prepara una fiesta de fin de año en las salas más marchosas de la isla. Puede irse a alguno de los más numerosos locales que salpican la zona del puerto.

El condado de Byron Bay, en el punto más oriental de toda Australia, es el primer lugar del mundo en el que se verán las primeras luces de 2009. Las fiestas de Nochevieja son espectaculares: miles de ciudadanos se concentran en la playa y en puntos estratégicos de la ciudad para dar la bienvenida al año que entra. Sus más de 30 kilómetros de costa lo convierten en un lugar paradisíaco para surferos y buceadores.

Por otro lado, si a uno no le van los deportes de agua también puede disfrutarse avistando delfines y ballenas, además de jugar al golf.

Atravesar las dunas en un 4×4

Cerrar los ojos e imaginarse atravesando las dunas del Sahara subido en un 4×4 o mecido por el lento balanceo de un dromedario.

Si ésta es la opción, entonces Marruecos es el destino ideal. Disfrutar de un paisaje increíble, salpicado por minas, pozos y asentamientos nómadas. Degustar las espectaculares puestas de sol del desierto y la sabrosa gastronomía de la zona, son algunas de las posibilidades que ofrece el país.

A partir de unos 700 euros por persona, puede disfrutarse de una fiesta de fin de año en una habitación o en una jaima.

El glamour del Queen Mary el buque más glamuroso del planeta brinda la posibilidad de celebrar el año en el Caribe. Durante 14 noches, del 20 de diciembre de 2007 al 3 de enero de 2008, el barco vivirá una fiesta llena de lujo, música y baile.

El recorrido parte de Nueva York y hará escala en los puertos de Fort Lauderdale (Florida), Roadtown (Tortola), Philipsburg (Saint Maarten), Roseau (Dominica), Saint Georges (Granada), Bridgetown (Barbados) y Bassterre (Saint Kitts). Langosta con papaya, casinos, islas con playas de ensueño, cenas de lujo regadas con el mejor champán… Y, por supuesto, espectaculares fiestas para celebrar la Navidad y el Fin de Año.

El precio va desde los 2.890 euros (cabina interior) hasta los 10.940 (Queens).

Estancia de ensueño en Altafulla

Una estancia de cuatro días en el hotel Gran Claustre, en alojamiento de cuatro estrellas ubicado en la pintoresca localidad de Altafulla.

Al llegar le recibirán con cava y turrones en la habitación. Un día después, tras un sabrosos desayuno, el cliente puede elegir un masaje relajante en su spa: con tres lavandas, aromático zen, geotermal con piedras calientes, coberturas de chocolate, con mermelada de aceite de oliva…

En fin de año hay que reservar el apetito para una cena degustación en el restaurante del hotel Bruixes de Burriac, que de la mano de su chef Iban Tomás ya se ha abierto paso entre los más grandes. Los precios van desde los 495 euros por persona en habitación doble superior a 650 euros en la suite.

Lanzarote, la isla de los más de 100 volcanes

Paisajes volcánicos, playas azules, pescado fresco y sol. Las playas de Papagayo, en el sur de la isla, son unas de las favoritas de los submarinistas por la riqueza de sus paisajes acuáticos.

El parque nacional del Timanfaya, Los Hervideros y las salinas de Janubio, la Cueva de los Verdes… forman una curiosa formación de formas y colores por su origen volcánico.  Las ofertas para fin de año en estancias de habitación doble con cena de gala rondan los 300 euros por persona.

Por: Giuseppe Milo

Pintorescos pueblos rurales en el norte del país

El norte de Portugal alberga la región de la costa verde, con 25 espectaculares kilómetros de costa y pintorescos pueblos rurales. La costa verde es famosa por sus sinos , sus frondosos bosques y sus postales señoriales que han recuperado antiguos castillos. Valença, Vila Nova de Cerveiera, Lanhelas, Caminha, Carreço, Vila Praia de Ancora o Afife son algunos de los pueblos que el visitante encuentra en este recorrido y que merece la pena visitar.  El recorrido más popular es seguir el cauce del Miño hasta su desembocadura. Masía remodelada del siglo XV

La Torre de Visco, en Fuentespalda, es un establecimiento del siglo XV que cuenta con diecisiete habitaciones románticas y señoriales con unas vistas increíbles al valle del río Tastavins. Lo rodean bellos jardines, patios y fuentes.  Es, además, un lugar muy acertado para los amantes de la lectura: su biblioteca alberga más de cuatro mil libros en varios idiomas y cientos de CDs de música clásica.

El hotel tiene su propio restaurante, que se abastece de los productos de su huerta ecológica. Está especializado en vinos de la zona y su bodega dispone de más de 1.500 botellas. Se pueden hacer rutas a caballo hasta el pueblo de Fuentespalda, con un torreón del siglo XIII y varios edificios religiosos de los siglos XVI al XVIII.  Los precios por día van desde los 245 euros, la habitación doble estándar, a los 370 euros de las suites. Los precios incluyen desayuno y cena para dos personas, y la estancia puede prolongarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *